La industria de la moda es una de las más contaminantes. Además, este sector destaca, tristemente, por sus malas prácticas con relación a los derechos humanos y laborales. Los ciudadanos cada vez están más sensibilizados con conocer la trazabilidad de la moda, es decir, conocer dónde y cómo se ha llevado a cabo la producción de la ropa, zapatos o complementos que compran. Los hábitos de consumo están cambiando y deben cambiar más aún para dirigir el sector de la moda hacia una moda sostenible.

Esta nueva apuesta de producción y fabricación ha originado tanto el surgimiento y la reinvención de muchas empresas y marcas de moda. La tendencia es clara, cada vez son más los consumidores que tienen en cuenta algún factor ético o ecológico a la hora de comprar un producto. Aunque no lo parezca, hay cifras que nos hablan que estos consumidores superan ya el 50%. Una cifra muy a tener en cuenta para llevar a cabo esta transformación y contribuir a la mejora del medioambiente.

Si analizamos el sector de la moda en general, hemos estado inmersos en una fabricación masiva y descontrolada donde ha primado la reducción de los costes de fabricación por encima de cualquier otro factor. En esta forma de fabricación no se ha tenido en cuenta que, en la mayoría de los casos, compramos prendas que se fabrican a miles de kilómetros. Además, ni siquiera nos hemos parado a pensar en las condiciones de las personas que llevan a cabo la fabricación.

Por suerte, esta tendencia está cambiando y son muchos emprendedores y muchas emprendedoras la que se lanzan a cambiar el sector de la moda para apostar por la moda sostenible.

MODA SOSTENIBLE O SLOWFASHION

La moda sostenible o slowfashion nace con el objetivo de concienciar al consumidor sobre la posibilidad de producir prendas de vestir y complementos cumpliendo criterios de sostenibilidad ambiental y social.

Para que una prenda de ropa sea sostenible debe cumplir una serie de criterios. Todo su proceso de producción debe respetar el medio ambiente y sus materiales deben ser naturales u orgánicos. La moda sostenible debe ser también socialmente responsable, lo que significa que en su cadena de producción se cuidan las condiciones de los trabajadores, evitando la explotación laboral.

Es una línea de desarrollo al que las marcas de ropa, calzado y complementos tienen que dirigirse para afrontar el gran reto de nuestra sociedad que no es otro que el cambio climático. En este punto también los consumidores juegan un papel fundamental ya que deben apostar por esta moda sostenible.

Bien es cierto que cumplir los cánones de la moda sostenible equivale a que los costes de diseño, fabricación y producción sean mucho más elevados. Esto ocasiona que los precios de venta al público sin más remedio se vean también incrementados. Las empresas que apuestan por este cambio difícilmente podrán competir con las fabricaciones en masa incontroladas que países fabricantes como China o India están llevando a cabo.

LOS MANDAMIENTOS DE LA MODA SOSTENIBLE

El impacto de la moda en la contaminación mundial está concienciando a la sociedad sobre el agotamiento de recursos y el impacto de la industria textil y de calzado en la sociedad. Los productos de moda sostenibles están fabricados por materiales no contaminantes para el medio ambiente o lo menos contaminantes posible. La contaminación se suele atribuir solamente a las fábricas o a los clientes por no reciclar el calzado, pero el problema viene de la producción, en la elección y extracción de los materiales que serán utilizados.

Los mandamientos de la moda sostenible:

  1. Oponerse al calzado producido en cantidades industriales.
  2. Inclinarse por productos artesanales para apoyar a las pequeñas empresas, los zapatos fabricados localmente y el comercio justo.
  3. Adquirir calzado de segunda mano y donar el que ya no tenga utilidad.
  4. Decantarse por materiales sostenibles y fabricados de forma ética.
  5. Reducir la compra compulsiva eligiendo calzado de máxima calidad.

En España muchas empresas y marcas han empezado a emprender un recorrido hacia lo ecológico y se han sumado a la lucha por una situación laboral adecuada. Entre estas marcas situamos a Marlon Sneakers que tiene grabado en su ADN este modelo de producción y fabricación ecológico para ofrecer a los consumidores, además de un producto de calidad, un producto que reduce la contaminación lo máximo posible.

La moda sostenible, además, ayuda a cumplir varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como son: garantiza que las aguas no serán contaminadas, minimiza el gasto energético, apoya la innovación, fomenta la igualdad de género y empodera a mujeres, sostiene el trabajo digno e incentiva la producción y consumo responsables.

LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

El 25 de septiembre de 2015, 193 países se comprometieron con los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de Naciones Unidas y su cumplimiento para el año 2030. Estos ODS persiguen la igualdad entre las personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Un nuevo contrato social global que no deje a nadie atrás.

Nuestro país es uno de los 193 países que adquirió ese compromiso. Una España que haya alcanzado los ODS en 2030 será el país con el que todos y todas soñamos. Representa una forma de actuar en el mundo. Para alcanzar las metas de cada Objetivo TODO EL MUNDO tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, personas como tú o nosotros y empresas entre las que se encuentra Denis Marlon y más concretamente con su marca de zapatillas Marlon Sneakers.

objetivos-desarrollo-sostenible

Estos objetivos de desarrollo sostenible son:

  1. Fin de la pobreza.
  2. Hambre cero.
  3. Salud y bienestar.
  4. Educación de calidad.
  5. Igualdad de género.
  6. Agua limpia y saneamiento.
  7. Energía asequible y no contaminante.
  8. Trabajo decente y crecimiento económico.
  9. Industria, innovación e infraestructura.
  10. Reducción de las desigualdades.
  11. Ciudades y comunidades sostenibles.
  12. Producción y consumo responsables.
  13. Acción por el clima.
  14. Vida submarina.
  15. Vida de ecosistemas terrestres.
  16. Paz, justicia e instituciones sólidas.
  17. Alianzas para lograr los objetivos.

Entre todos estos objetivos, Marlon Sneakers camina hacia el futuro implicándose en la propuesta de moda sostenible. Una propuesta alineada con el cumplimiento de estos objetivos y por el desarrollo de una sociedad consciente de los cambios que se están produciendo en cuestiones de medioambiente.

MARLON SNEAKERS HACIA LA MODA SOSTENIBLE

Las cifras del cambio climático son aterradoras. Hace pocos años veíamos este problema como algo que tardaría mucho en llegar. Sin embargo, está ya aquí. Es el momento de que entre todos y todas empecemos a mitigar el desastre climático que se avecina.

La industria de la moda es una industria muy influyente en la sociedad. Tiene un papel fundamental en esta concienciación de las personas. Está en su mano que los consumidores adquieran nuevos hábitos de consumo y apuesten cada vez más por marcas de moda sostenible y que estén alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En estas líneas, Marlon Sneakers alcanza un mayor compromiso con sus clientes para que en todo momento se tengan en cuenta criterios sostenibles en la producción y fabricación de sus productos.