Vivimos días raros. Con la expansión del coronavirus y la rápida propagación de la enfermedad derivada del mismo –la COVID-19–, la población mundial se ha visto sometida a una crisis sanitaria sin precedentes. Teletrabajo, confinamiento o estado de alarma son solo algunos de los términos que hemos tenido que incorporar a nuestras rutinas.

Además, este virus y sus consecuencias se ha extendido a otros ámbitos como a la economía. El mundo se frena y la globalización de los mercados hace aguas. Un engranaje perfecto en un mundo que creíamos que teníamos dominado y que un ser vivo tan minúsculo como un virus ha tirado por la borda.

Sin embargo, en situaciones tan malas el ser humano saca lo mejor de sí mismo. Eso que en situaciones normales no ocurriría ahora aflora y de una forma extraordinaria. Una situación poco halagüeña que también ha derivado en una escalada de solidaridad y heroicidad igualmente insólita. Una demostración de que, en tiempos difíciles, el espíritu humano sale a relucir más que nunca.

Hasta ahora, hablábamos de héroes en el deporte o en otros ámbitos. Esos héroes, sin embargo, ahora visten batas blancas y recorren los hospitales saturados de la geografía mundial. Su capa es ahora un EPI (Equipo de Protección Individual) o una simple mascarilla. Como el mejor súper héroe de comic, velan por nosotros y por algo tan importante como es nuestra salud.

EL SECTOR DE LA MODA COMO PARTE IMPLICADA EN ESTE DESAFÍO

El mundo de la moda no se ha quedado atrás y ha sumado esfuerzos en la lucha contra esta lacra. En las últimas semanas, han sido muchas las compañías que se han situado en la primera línea de batalla de este frente sanitario y han redoblado esfuerzos para ayudar a los países con situaciones críticas. De hecho, la industria textil ha puesto a disposición de algunos gobiernos todo su tejido productivo y su sistema logístico para producir todo el material sanitario que tanto necesitan los médicos y los hospitales de medio mundo.

Un hito que nos demuestra que la solidaridad no entiende de fronteras si de lo que se trata es de aminorar los efectos negativos de esta pandemia. Y en la batalla contra el coronavirus, queremos recordar a todas esas corporaciones que han redoblado esfuerzos para, entre otras muchas cosas, aplanar la curva.

Corren tiempos difíciles en los que cada gesto cuenta. Por eso, las grandes marcas, esas en las que muchos invierten, nos están devolviendo el favor con un gesto en forma de refuerzo sanitario, recursos económicos y toda la energía para superar esta adversidad. De Arteixo (Galicia) a París sin descuidar Milán o Los Ángeles, he aquí algunos ejemplos que estos días velan más que nunca por el bien común.

Armani

La icónica marca de lujo ha prometido 1,25 millones de euros a un grupo italiano de hospitales e instituciones, que incluyen los centros hospitalarios de Luigi Sacco y San Raffaele, así como el Istituto dei Tumori en Milán y el Istituto Lazzaro Spallanzani en Roma.

Benetton

El holding de Benetton, ha decidido donar tres millones de euros para paliar las necesidades de los hospitales Ca ‘Foncello (Treviso), Luiggi Sacco (Milán), Lazzaro Spallanzani (Roma) y Agostino Gemelli (Roma).

Bulgari

A principios de mes, Bulgari también realizó una donación al departamento de investigación del Istituto Lazzaro Spallanzani de Roma, que permitió que el hospital comprase un sistema de imagen microscópica valorado en 100.000 euros.

Burberry

La emblemática firma británica ha reorientado la producción de gabardinas en su fábrica de Yorkshire para producir batas no quirúrgicas y mascarillas para los pacientes del Covid-19. Además, utilizará su propia cadena de distribución para hacer llegar 100.000 mascarillas al servicio de sanidad público de Reino Unido. Además, la marca está realizando donaciones a organizaciones contra el hambre en el país y están financiado el desarrollo de una vacuna contra el virus en la Universidad de Oxford.

Calzedonia

La empresa italiana de ropa interior ha decidido transformar su producción de sus plantas italianas y croatas para fabricar mascarillas y vestuario médico. Se prevé que fabriquen 10.000 mascarillas en la primera fase.

Dolce & Gabbana

La marca italiana anunció que se aliaría con Humanitas University para financiar estudios y mayor investigación sobre la causa originaria del virus.

El Ganso

La marca española ha donado 1.300 zapatillas al personal sanitario y auxiliares del hospital de campaña que trabajan en IFEMA. Además, se ha unido a la iniciativa Soles4Souls, que redistribuirá donaciones de ropa y calzado a países en vía de desarrollo a través de microempresas como El Ganso. Las donaciones se podrán depositar en contenedores instalados en las tiendas de la marca una vez levantado el estado de alarma.

Geox

Mario y Enrico Moretti, presidentes de Geox y Diadora, han realizado una donación de un millón de euros a la región de Veneto (Italia) para ayudar a gestionar la situación de crisis generada por el coronavirus.

Gucci

La firma italiana ha decidido que, además de las donaciones que su grupo Kering está realizando en Italia, España y China, va a lanzar dos crowdfundings a los que contribuirá con 2 millones de euros. Uno irá destinado al Departamento Italiano de Protección Civil en colaboración con Intesa Sanpaolo. El otro irá dirigido al Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud con Facebook.

Inditex

La compañía con base en Arteixo (A Coruña) ha anunciado que utilizará sus fábricas para producir mascarillas para todo el país además de donaciones económicas. Ha puesto al servicio del gobierno de España su extensa red de logística para la adquisición del material sanitario necesario.

Mango

La marca española ha donado dos millones de mascarillas a los hospitales de toda España, que distribuirá a través de su propio sistema de logística.

Nike

Los ejecutivos de la marca del swoosh, así como la compañía en sí, han anunciado que se comprometen a donar 15 millones de dólares para apoyar a los esfuerzos que se están llevando a cabo contra el COVID-19. Esta donación irá tanto hacia las organizaciones regionales de Oregón como hacia las fundaciones internacionales que desempeñan sus funciones en todo el mundo.

Pitillos

La marca Made in Spain Calzados Pitillos se ha puesto manos a la obra para fabricar material sanitario. Asimismo, se ha puesto en contacto con la administración autonómica de La Rioja para distribuir dicho material a los hospitales. Esta acción forma parte de una coordinación con otras empresas locales para donar mascarillas, guantes, batas, gafas… y todo tipo de útiles de protección para el personal sanitario.

Versace

La marca de moda italiana ha donado un millón de renminbi a la Cruz Roja de China. Asimismo, el pasado domingo, la mismísima Donatella Versace y su hija han anunciado una donación a título personal de 200.000 euros a la UCI del hospital San Raffaele de Milán.

Y un largo etcétera que desde aquí les hacemos llegar todo nuestro afecto por entender que es el momento en el que todos tenemos que estar unidos y que la industria de la moda también se solidariza con los que más lo necesitan. ¡Gracias!